La obra de Marecelo Pogolotti




Impulsor del modernismo en Cuba, Marcelo Pogolotti (La Habana 1902- 1988) estuvo en la primera generación de pintores cubanos que defendió e instauró este movimiento artístico junto a Carlos Enríquez, Eduardo Abela y bajo la tutela de Víctor Manuel. A diferencia de estos, junto a Fidelio Ponce de León, no comparte el gusto por el colorido, más bien se opone a la emoción con una sobriedad cromática que reafirma su intencionalidad temática y estética. Además de su destacada obra pictórica, desarrolló una intensa labor como ensayista, novelista y crítico de arte. Creaciones como Paisaje cubano (1933) –importante exponente de las condiciones sociales de la época-, El Alba, El Muelle y La Zafra, tienen gran importancia para el patrimonio de la plástica cubana.

Comienza en 1919, estudios de Ingeniería y Filosofía en la Sorbonne de París, pero los abandona para matricular, en 1923, en The Art Students' League de Nueva York, Estados Unidos. Al año siguiente visita Rótterdam, París –aquí se siente atraído por el Surrealismo- y Madrid. En 1927 participa en la importantísima Exposición de Arte Nuevo, convocada por la Revista Avance –este evento marcó pautas para la plástica de la Isla-; fija residencia en Italia (1929) e integra el Movimiento Futurista, expone en varias ciudades de la península y en la galería Royale de París (1931). En esta muestra se aleja del maquinismo y comienza a experimentar con formas abstractas; simultáneamente trabaja en la serie de dibujos Nuestro Tiempo (1930-1931).


Fue miembro fundador del primer grupo de pintores sociales de Europa y participa en la exposición de Artistas Revolucionarios en París (1934 y 1935) con Leger, Lhote y Lipchitz entre otros. Colabora con la Revista Commune y en 1938, expone en la Galería Carrefour de París. Ese mismo año pierde la vista. A partir de entonces reside en México y Cuba.
Su pintura es esencialmente social y política, en la que denuncia los males de una pseudorrepública que oprime y explota a obreros, que también se rebelan; aparece la especulación financiera de Wall Street.

No hay comentarios: