La obra de Hanoi Martínez León







Sudan sobre la tierra los vapores demoníacos, la hierba la han secado toda y ya no me atrapa el sol se han llevado la lluvia, me han robado el paisaje.


El historicismo de los temas en las artes plásticas se ha mantenido a través de las diferentes etapas de la historia del arte algunos de manera transitoria otros han soportado el paso del tiempo y los constantes cambios de las tecnologías y el gusto de estetas y espectadores como es el caso del paisaje en sus variadas vertientes. En tiempos de fuertes cambios ambientales por la depredación agresiva del hombre contra la naturaleza, el mismo hombre debe, mediante las artes plásticas, promover toda la belleza de nuestro entorno convocando a evitar la perdida de ese evocado paraíso terrenal en que surgimos como materia primogénita y del cual nos proveemos para desarrollarnos y llegar al homo sapiens actual.  

Aunque quizás la intención primaria de este joven artista no sea esta, sus obras son el reflejo de su amor por la naturaleza que lo ha acompañado en su lugar de nacimiento, La Habana del Este, donde se funden el paisaje rural y el marino, de ahí la presencia casi perenne del elemento agua en sus obras. Hanoi logra a través de su trabajo pictórico que nosotros simples mortales nos trasvolemos a esos pedazos de naturaleza casi idílicas pero tan reales por el tratamiento técnico, donde mezcla los instrumentos como la espátula y el pincel, apoyándose en una paleta de ocres, sienas, verdes, azules y violetas. 

Con un tratamiento de las texturas que enriquece a la vista y al tacto. Convocados pues por este mensaje intentemos lograr con nuestras acciones que a diferencia de Adán y Eva no nos auto expulsemos de nuestro paraíso y que solo lo podamos recordar por la obra de hábiles artistas como Hanoi Martínez León.


Lic. Onaysi Esther Noda Gómez Pintora, Crítico y Pedagoga en Artes Plásticas

No hay comentarios: